AGRÓNOMO

Sistemas de producción agrícola con valor añadido

By 13 febrero, 2019 No Comments

Para los productores de alimentos de hoy, existe un desafío constante para crecer de manera segura mediante la producción de frutas y hortícolas saludables de una manera responsable. Nuevas presiones de consumidores, distribuidores y de la legislación han creado nuevas demandas en los productores. Hay una creciente solicitud para utilizar técnicas de producción que reduzcan el impacto del cultivo en el medio ambiente, reducir el uso de químicos y hacer más eficiente el uso de los recursos naturales mientras al mismo tiempo salvaguardamos el bienestar de los trabajadores. Ser capaz de mostrar compromiso con las buenas prácticas de agricultura ha sido esencial para acceder a un mercado.

En el contexto actual de la citricultura, la posibilidad de diferenciación de la producción mediante la implementación de nuevos sistemas es una opción que los productores tienen para mejorar las cuentas de sus explotaciones. En definitiva, lograr darle a la cosecha un valor añadido.

Una diferenciación que podría conseguirse mediante distintas opciones, como cumplimiento de protocolos de buenas prácticas agrícolas (Global GAP), Producción Integrada o Agricultura Ecológica.

En Fitogar asumimos el reto de que nuestros clientes obtengan una producción/cosecha según los estándares de calidad con la implementación del sistema de producción elegido.

¿Qué sistemas de producción son para nosotros los más importantes hoy en día?

  • GlobalGAP (Global-Good.Agricultural.Practices)

GLOBALGAP es un conjunto de normas agrícolas reconocidas internacionalmente y dedicadas a las Buenas Prácticas de Agricultura (GAP). A través de la certificación, los productores demuestran su adherencia a las Normas GLOBALGAP. Para consumidores y distribuidores, el certificado GLOBALGAP aporta la tranquilidad de que los alimentos alcanzan niveles aceptables de seguridad y calidad, y han sido producidos sustentablemente, respetando la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores, el medio ambiente, y en consideración de los temas de bienestar animal. Sin dicha tranquilidad, se puede negar a los productores el acceso a los mercados. Hoy en día la mayoría de las empresas de distribución exigen a sus proveedores de productos primarios el cumplimiento de este protocolo, aunque no sea tan visible para el consumidor final.

GlobalGAP es un protocolo robusto y desafiante pero alcanzable, que agricultores de todo el mundo pueden utilizar para demostrar el cumplimiento de sus Buenas Prácticas Agrícolas.

¿Quién puede aplicar GlobalGAP?

GLobalGAP es un procedimiento aplicable a toda organización perteneciente a cualquier eslabón de la cadena alimentaria, independientemente de su tamaño y ubicación geográfica.

GlobalGAP es usado a nivel mundial como manual práctico de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA). La base es una asociación igualitaria de productores agrícolas y minoristas que deseen establecer normas eficaces de certificación y procedimientos.

¿Por qué es importante GlobalGAP para su negocio?

  • Proporciona confianza a los consumidores.
  • Asegura el acceso a los mercados.
  • Facilita el cumplimiento de la legislación.
  • Agiliza una comunicación eficaz con todas las partes interesadas: autoridades sanitarias, consumidores, clientes y proveedores.

 

  • PRODUCCIÓN INTEGRADA

Según el Decreto 121/1995, del Gobierno Valenciano sobre valorización de productos agrarios obtenidos por técnicas de agricultura integrada: “se entiende por producción integrada un sistema agrícola de producción de alimentos que utiliza al máximo los recursos y los mecanismos de regulación naturales y asegura a largo plazo una agricultura viable. En ella, los métodos biológicos, químicos y otras técnicas, son cuidadosamente elegidos y equilibrados, teniendo en cuenta la protección del medio ambiente, la rentabilidad y las exigencias sociales.”

Es un concepto más amplio que la lucha contra los problemas fitosanitarios o “protección integrada”, ya que integra todas las prácticas culturales a realizar en el cultivo como preparación del terreno, plantación, fertilización, riego, labores culturales, poda, etc., con la lucha contra plagas y enfermedades. De este modo se pretende limitar los efectos de estas, manteniéndolos en unos umbrales aceptables para el cultivo en cuestión. Con este sistema de cultivo se fomenta la sostenibilidad de las explotaciones agrícolas.

Si estás interesado en manejar tu producción bajo este sistema, Fitogar puede darte el asesoramiento para constituirte como operador en Producción Integrada.

En el siguiente link puedes consultar el reglamento de producción integrada:
http://www.agroambient.gva.es/es/web/agricultura/reglamentos-de-produccion-integrada

  • AGRICULTURA ECOLÓGICA

La Agricultura Ecológica, denominada también biológica, es un sistema de producción y elaboración que tiene como objetivo la obtención de alimentos de óptima calidad, libres de residuos, minimizando el impacto humano en el medio ambiente. Utiliza los recursos naturales de manera óptima, contribuyendo a preservar la biodiversidad vegetal y animal, y que apuesta por impulsar el desarrollo local sostenible de la zona. Esto supone utilizar la naturaleza sin romper su ciclo biológico, extraer de la tierra lo que la tierra es capaz de dar sin sobre explotarla con el uso de sustancias contaminantes.

La conclusión que más se repite cuando se habla de Agricultura Ecológica es que los costes de producción son altísimos y que los rendimientos de la producción bajan considerablemente. Aunque sí es cierto que los rendimientos bajan ligeramente y los costes de producción aumenta hay que tener en cuenta que los precios algo más altos de los productos son el desencadenante del balance económico más favorable en los sistemas ecológicos y, por otro lado, la posibilidad de encontrar un nicho de mercado donde asegurar la venta de la cosecha, que ha supuesto también cambios en los circuitos de comercialización

A través de la Agricultura Ecológica se pretende alcanzar los siguientes objetivos:

  • Producir alimentos de máxima calidad, sanitaria y organoléptica.
  • Preservar la seguridad alimentaria.
  • Ser medioambientalmente sostenible y económicamente rentable.
  • Favorecer el desarrollo rural.
  • Trabajar de forma integrada con los ecosistemas.
  • Aumentar o mantener la fertilidad de los suelos.
  • Emplear al máximo los recursos renovables y locales.
  • Evitar las formas de contaminación que puedan resultar de las técnicas agrarias.
  • Mantener la diversidad genética del sistema agrario y de su entorno.

A continuación, en el link, podemos ver un tabla comparativa de convencional, ecológico e integrado:  http://www.prodetur.es/prodetur/AlfrescoFileTransferServlet?action=download&ref=003511d8-73f9-4278-9be9-3833b72f7bfa

Si estás interesado en obtener una producción bajo cualquiera de los sistemas expuestos ponte en contacto con el departamento técnico de FITOGAR. Te asesoraremos sobre cual se adecua más a tu situación y por supuesto, realizaremos la implementación del mismo.

Leave a Reply