AGRÓNOMO

Cómo preparar un caldo fitosanitario

By 6 julio, 2018 No Comments

Para la correcta realización de un caldo fitosanitario deberemos tener en cuenta varios factores que son esenciales:

  • Producto o productos a utilizar
  • Dosis
  • Momento de aplicación
  • Modo de aplicación
  • Correcta elaboración del caldo fitosanitario
  • Equipos de protección adecuados y en buen estado.

 

Teniendo en cuenta éstas claves podremos realizar un caldo fitosanitario con la mayor seguridad e higiene. Así evitaremos obstrucciones, dosis y mezclas inadecuadas en nuestro atomizador, asegurando un tratamiento homogéneo, sin espuma, sin depósitos o precipitados en el fondo del equipo de tratamiento, con todo lo que ello conlleva. Por nuestra salud, la del cultivo y el medio ambiente. También asegura una larga vida de los equipos.

¿Qué productos utilizaremos para preparar nuestro caldo fitosanitario?

Estas son las formulaciones más comunes:

En formulaciones sólidas utilizaremos

  • Polvo mojable (WP)
  • Gránulos dispersables en agua (WG)
  • Polvo soluble en agua (SP)

Para formulaciones líquidas utilizaremos:

  • Concentrado soluble (SL)
  • Suspensión concentrada (SC)
  • Concentrado emulsionable (EC)

Estas formulaciones son las más comunes utilizadas en agricultura, a pesar de ello existen multitud de ellas, que dependen del uso y del modo de aplicación.

Aquí puedes encontrar todas las formulaciones existentes actualmente:

http://www.cosave.org/sites/default/files/erpfs/st60700v010203_esp.html

¿Cómo elegir el momento de aplicación de nuestro caldo fitosanitario?

Antes de realizar un tratamiento, deberemos tener en cuenta el nivel de plaga, umbral o estado a partir del cual puede considerarse que nuestro tratamiento será efectivo, causando el mayor daño a la plaga, enfermedad o hierba en cuestión, minimizando el daño al cultivo, al medio y la posible pérdida económica derivada de la inefectividad del tratamiento.

Los servicios nacionales y regionales de avisos, nos dan claves para determinar los momentos de mayor efectividad de nuestro caldo fitosanitario.  Estos momentos vienen determinados mediante la adquisición periódica de datos y la acumulación de la experiencia de muchos años de estudio.

La aplicación viene determinada por la climatología del momento, altas y bajas temperaturas, así como la velocidad del viento y la insolación, se deberán tener en cuenta para la ejecución del tratamiento, considerando el aplazamiento si estas condiciones no son adecuadas.

Evitaremos así en los meses más calurosos las horas centrales del día y en invierno las primeras horas de la mañana, también los momentos con rachas de viento superiores a 3 m/s.

¿Cómo debemos aplicar nuestro caldo fitosanitario?

La elección de la maquinaria adecuada y su correcta configuración es una de las claves del éxito del tratamiento.

A partir de la configuración del atomizador encontramos la cuestión del tamaño de gota y el “mojado”. Se establece pues un tamaño de gota de 200 a 300 micras como el tamaño ideal para tratamientos. Para asegurar la efectividad de los tratamientos podemos recurrir al papel hidrosensible como comprobante de que la mojada está siendo adecuada.

A pesar de que los tamaños de gota inferiores recubrirían la superficie a tratar de forma más eficiente, las partículas podrían no llegar correctamente a la superficie a tratar debido a los efectos de la deriva por viento.

cómo preparar un caldo fitosanitario

cómo preparar un caldo fitosanitario. I

¿Cómo elaborar el caldo fitosanitario?

Deberemos tener en cuenta todos los casos las incompatibilidades con otros productos que generalmente figuran en la ficha de descripción del producto. Ante la duda a la hora de realizar cualquier mezcla, deberemos consultar a nuestro distribuidor o realizar pruebas a pequeña escala.

¿Cómo mezclar los productos?

PRODUCTOS SÓLIDOS

Previamente deberemos llenar 2/3 del tanque con agua y añadir los productos con agitación constante hasta el llenado total del tanque.

PRODUCTOS LÍQUIDOS

Cuando intervengan concentrados solubles (SL) y suspensiones concentradas (SC) deberá realizarse una prueba previa para determinar el orden. Los concentrados emulsionables (EC) deberán añadirse en último lugar.

MEZCLA DE SÓLIDOS Y LÍQUIDOS

Siempre con agitación en el tanque, deberán añadirse primero los productos sólidos para ponerlos en suspensión. Añadir el producto líquido a continuación manteniendo la agitación.

La mezcla Polvo Mojable (WP) + concentrado emulsionable (EC) se deberá evitar en la medida de lo posible.

Orden de preparación

El orden de incorporación de productos en el depósito del atomizador, para la preparación del caldo fitosanitario deberá ser el siguiente:

  1. Reguladores de pH

  2. Bolsas hidrosolubles (WSB)

  3. Gránulos solubles (SG)

  4. Gránulos dispersables (WG)

  5. Polvos mojables (WP)

  6. Suspensión concentrada (SC, Flow)

  7. Líquidos emulsionables (EC, EW, ME)

  8. Sufractantes/Mojantes

  9. Líquidos Solubles (SL)

  10. Abonos Foliares

  11. Líquidos antideriva

 

Leave a Reply